Fajines

Nuestra Titular y Devota Madre la Virgen de los Dolores en su Soledad Coronada Canónicamente ( 15/06/1996), atesora durante cinco siglos de Devoción un extenso e importante patrimonio como reflejo de amor de sus fieles después de tantos años de fervor popular.

Entre ellos, y en esta ocasión, queremos destacar los diferentes Fajines donados por diversas autoridades militares, que tuvieron a bien sus distintos propietarios donarlos a la Virgen de los Dolores, para que esta lo ciña en su cintura en las ocasiones más especiales.

Fajines todos documentados y con sus Actas Oficiales de donación de Fajín, firmados por su titular o representante legal, por el Cura Párroco y Director Espiritual de la Hermandad, el Sr. Alcalde del municipio, el Hermano Mayor de la Hermandad y su Secretario; dando así todos ellos fe y testimonio de su veracidad y legalidad.

Destacar por su importancia y rango, como Primer Fajín, el Donado por Su Majestad el Rey de España D. Juan Carlos I ( único donado, que se sepa, en sus años de reinado).img-sm-juan-carlos-I

Su Majestad el Rey D. Juan Carlos I, aceptó en el día 8 de Juno de 1987 el nombramiento de Hermano Mayor Honorario de la Real Hermandad de la Soledad de Alcalá del Río. Fruto de este Título de Hermano Mayor Honorario, y a través del Excmo. Sr. D. Gonzalo Rodríguez de Austria Rosales, como representante de la Casa Real, Teniente General de las Armas del ejército de Tierra y durante la celebración de Solemne Función Eucarística, celebrada el 28 de Octubre de 2011, impone el FAJÍN de CAPITÁN GENERAL DE LAS FUERZAS ARMADAS, que su Majestad el Rey de España D. Juan Carlos de Borbón y Borbón, Hermano Mayor Honorario de esta Real Hermandad, ha tenido la gentileza de donar a Nuestra Señora de los Dolores en su Soledad Coronada, como símbolo de unión y vinculación entre esta cinco veces centenaria Corporación y la Corona Española.

Como Segundo Fajín, y siguiendo su orden de rango en la escala militar, la Hermandad de la Soledad de Alcalá del Río, y su titular la Virgen de los Dolores en su Soledad Coronada, posee en su Patrimonio el Fajín de General del Aire, donado por el Excmo. Sr. D. Eduardo González-Gallarza Morales, tras la celebración de la Santa Misa con motivo de XIV ANIVERSARIO DE LA CORONACIÓN CANÓNICA de nuestra venerada titular, celebrada el martes quince de Junio de 2010, en nuestra Cede Canónica, la Real Capilla de San Gregorio de Osseth.img-fajin-g_gallarza

Y como Tercer  Fajín, por rango militar, que posee nuestra Venerada Virgen de los Dolores, fue el donado por el Sr. General de la Legión Española D Gilberto Marquina López (d.e.p.). Este fajín provoca en los soleanos un sentimiento especial porque fue el primero que recibió nuestra Señora y por proceder de tan glorioso cuerpo.

El Jueves 15 de Septiembre de 1994, coincidiendo con el día de la celebración de los Dolores Gloriosos de María, y en nuestra Sede Canónica, la Real Capilla de San Gregorio, el Excmo. Sr. D. Guillermo Marquina López, General Subinspector de la Legión, tras la celebración de la Solemne Función dedicada a nuestra venerada Titular, tuvo a bien imponer su Fajín de General de la Legión a Nuestra Señora de los Dolores en sus Soledad, que ceñiría en su cintura en ocasiones especiales.

Desde el 30 de Junio de 1989, el Honorable Cuerpo de la Legión Española posee el Título de Hermano Mayor Honorario de la Hermandad de la Soledad de Alcalá del Río (a igual que Su Majestad el Rey de España), título que aceptó en su nombre el entonces Excmo. Sr. General Subinspector de la Legión D. Gilberto Marquina.

 Como se puede comprobar, nuestra Hermandad siempre ha disfrutado de una especial relación con las Fuerzas Armadas Españolas, y siempre ha tenido a bien esa vinculación especial con la Casa Real. Además posee un Patrimonio material y documental destacado, entre otros aspectos, porque en pocos lugares de la geografía española se reúnen, según nuestras informaciones, tan distinguidos Fajines para adornar la cintura de Nuestra querida y venerada Titular.

Es para los hermanos de la Soledad un orgullo, fiel reflejo del amor y devoción que un pueblo profesa a su Virgen a lo largo de cinco siglos, así como de la vinculación con sus tradiciones, la herencia recibida y su patria.