Oraciones de los Hermanos


SALVE

Dios te salve Dolorosa,

Virgen pura inmaculada,

sol de los alcalareños,

nuestra excelsa soberana.

En el árbol de la cruz,

con sus últimas palabras,

Jesús de Misericordia

como Madre te entregaba.

Por la pasión de tu Hijo,

su resurrección anunciada,

intercede por nosotros

ante el Supremo Patriarca.

Clementísima y piadosa,

tiéndenos, oh, tu mirada,

y en esta vía de amarguras

guíanos noble abogada.

No nos dejes de tu mano,

oh dulce Virgen María,

y en el cielo donde moras,

en el final de los días

muéstrate auxiliadora

y ampáranos Madre mía.

Gloria de nuestra Hermandad,

luz que este pueblo atesora,

Virgen de la Soledad,

y en sus plegarias te implora,

por los siglos de los siglos

como su Reina y Señora.

Amén.