Sedes

RESIDENCIA CANÓNICA

En lugar privilegiado dentro de la Capilla de San Gregorio, junto al presbiterio, al lado del evangelio y frente a la puerta ojival –vestigio de la antigua Ermita–, se encuentra la Capilla de la Hermandad de la Soledad.

El retablo, que sirve de altar, es de madera tallada y dorada, de estilo neoclásico, con columnas estriadas y capiteles corintios. Dicho retablo fue colocado en 1817 y dorado en 1826. Este altar estuvo instalado en el presbiterio de la Capilla de San Gregorio, frente al altar del Patrón, en el lugar que hoy día ocupa el altar del Resucitado, hasta principios del siglo XX, que fue trasladado a nuestra capilla, en la que se encontraba el antes citado altar de Cristo Resucitado, propiedad también de la Hermandad.

La Capilla, tal como hoy la conocemos, es el resultado de la restauración realizada entre 1955 y 1964, periodo durante el cual las Imágenes reciben culto en la Iglesia Parroquial.

El zócalo que cubre tanto el interior como el exterior es del alfarero sevillano Ramos Rejano. En el interior se representan las catorce estaciones de la Vía Crucis dentro de unos medallones ovalados sobre un fondo amarillo decorado con motivos renacentistas en el que se entrelazan hojas, flores y frutas. En el exterior el escudo de la Hermandad.

Las vidrieras, en las que podemos observar dos Ángeles con las leyendas “Mater Dolorosa “y “Ora Pro Nobis”.

El magnífico artesonado del techo y los intradós de los arcos, de madera labrada en su color, dorada y policromada, fueron realizados en los talleres Casana de Sevilla.

Las paredes están revestidas de terciopelo granate y el suelo se decora con mármoles.

Se cierra el conjunto con una reja de fundición realizada por el hermano Jerónimo Peruyera.


CASAS DE HERMANDAD

Es la Casa Hermandad más antigua de cuantos inmuebles posee la Hermandad. Anterior a este, se usaba como almacén un edificio ubicado en la C/ Ilipa Magna, nº 1. Debido a su mal estado, se plantea si bien reformarlo o adquirir uno nuevo y de mayores dimensiones. Así, el entonces la Hermandad vende al Hermano Mayor, Ramón Velázquez, el citado almacén, pagando por él el precio del nuevo edificio, en calle Arroyo Aguas Duras, cerrándose la operación el 15 de noviembre de 1968.

El edificio consta de dos plantas, y en él se alberga y expone todo el patrimonio de la Hermandad. En la planta baja se encuentran los cuatro pasos procesionales que posee la Hermandad (paso de palio de los traslados, paso alegórico del Triunfo de la Santa Cruz sobre la Muerte, paso de la Urna del Santo Entierro y paso de palio de Viernes Santo). Así mismo, en vitrinas se albergan las distintas insignias y el manto de Viernes Santo.

En la planta alta, en vitrinas, se exponen las dos candelerías de paso de palio (para el de los traslados y cultos y para el de Viernes Santo), así como diversos enseres (dosel de cultos, cruz de guía, libros de regla,…) Se exhibe también todo el ajuar de la Virgen (sayas, coronas y diversas joyas). Se completa el edificio con distintos armarios, donde se albergan en uno de ellos el manifestador, la ropa de armaos y acólitos; en otro se guardan colgaduras y demás enseres para altares, destinándose el último como ropero de la Virgen (ropa interior, mantos de camarín, tocados,…).

La Casa Hermandad y Secretaría, sita en Plaza de San Gregorio, fue edificada en el año 1985, siendo Hermano Mayor D. Fernando Barahona. En ella se encuentran la Secretaría y los Archivos de la Hermandad, realizándose, así mismo, el día a día de ésta, pues se usa como Sala de Juntas, lugar de reunión de la Juventud Cofrade y del Grupo de Colonias, del Grupo de Costaleros, lugar de ensayo del Coro Infantil,…

En la planta baja, situado en su ubicación original, se encuentra un fragmento de Mosaico romano, hallado en las obras y respetado.

Existe un proyecto de ampliación de esta casa hermandad con un inmueble aledaño, adquirido por la Hermandad hace varios años, que ampliará las posibilidades de este edificio, así como le dará salida a C/ Coronel García Baquero.

La Hermandad adquirió un solar, colindante con la Capilla de San Gregorio, en el año 1995, denominado Corral de la Mataora. Este solar era el patio de la casa de Encarnación Osuna Noguera, la Mataora, hermana de la Hermandad de principios del siglo XX y devota de la Virgen, que regaló una saya, un puñal y un cíngulo.

Este solar tiene una extensión de 417 m2, aproximadamente, y, actualmente, se trabaja para la construcción en él de una nueva Casa Hermandad, donde se albergarán los pasos, una sala para el Tesoro de la Hermandad, así como distintos espacios para reuniones, sala de conferencias, archivo, despachos,…

Para el comienzo de la obra está pendiente la previa intervención de los arqueólogos, para realizar un estudio sobre el subsuelo y declarar la idoneidad de realizar la construcción.

El 8 de Mayo de 2007, la Hermandad adquiere un gran inmueble, de más de 800 m2 en la Calle San José. Este inmueble, conocido como Cine San Fernando cuenta, además, con salida para la calle Cristóbal Colón.

Se ubica en la que se denomina popularmente como Calle Campanilleros, puesto que en la madrugada del Viernes Santo, la Virgen procesiona por esta calle al son de dicha marcha, fundiéndose lo instantáneo y lo eterno en los minutos que dura la marcha, ensanchado la calle sus perímetros para que todo el mundo admire tan sublime momento.

Este inmueble amplia las expectativas de la Hermandad en lo que a expansión y posibilidades de espacio para la vida de Hermandad supone.

El Ayuntamiento de Alcalá del Río cedió el 30 de Marzo de 2007, Viernes de Dolores, un solar de unos 1.750 m2 para la realización de la gran obra social de la Hermandad, la construcción del Complejo Asistencial Virgen de los Dolores en su Soledad, que contará con un centro de día y talleres ocupacionales.

El solar se ubica en la nueva zona residencial del pueblo, en la denominada barriada de Huerta del Rey.

Actualmente, la Junta de Gobierno está trabajando para la consecución de este Centro.