NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES EN SU SOLEDAD CORONADA

De autor desconocido, podemos situar la Imagen de Ntra. Sra. de los Dolores en su Soledad a mediados del S. XVI. En 1556, Bartolomé Ximenes, clérigo alcalareño, dispone que los viernes de cada mes le digan una misa “a la efigie de Ntra. Sra. de la Soledad, con pena”.

En las Reglas de fusión de la Hermandad de la Soledad con la del Hospital de San Bartolomé, de 1582, se nos ofrece la primera noticia que se tiene en Alcalá del Río de una salida procesional, en este caso de la Virgen de la Soledad.

Morfológicamente, la Imagen Sagrada de la Santísima Virgen presenta la boca sellada, las comisuras de los labios hundidos, el rostro sereno y un cuello amplio y sin anatomizar Su acusado hieratismo de talle y cabeza y su sobriedad expresiva la alejan, definitivamente, de la rotundidad barroca tan cargada de dramatismo, acercándola a la serenidad y equilibrio renacentistas.