REINA DE LA SOLEDAD – ENERO 2017

Nuestra madre y Señora de los Dolores en su Soledad luce, para recibir el nuevo año, un conjunto de saya y manto de terciopelo negro bordados en oro fino, saya de autor anónimo que estrenara con motivo de las Santas Misiones en el año 1929, con fino cíngulo de corbatas bordado en oro en los talleres de Carrasquilla en 1969, y manto con bordados de las Hermanas Antúnez que pertenecieron al palio de Viernes Santo desde 1898 a 1912, en que fue remodelado en el taller de Miguel del Olmo y Rodríguez.

Luce en el pecho un antiguo encaje de punto de aguja de Bruselas adquirido en el anticuario Bernardo de los Reyes, regalado por nuestra hermana Manoli Correa Martin, y puñal de plata sobredorada, regalo de nuestro hermano Antonio Jiménez García.

En sus manos un bonito pañuelo también de encaje de punto de aguja de Bruselas, regalo de su camarera Dolores González Velasco; rosario de azabache negro con cruz y maría en dorado, y otro de filigrana dorado y azabache negro, ambos regalo de nuestra hermana Manuela Reyes Bravo Ruiz.

Sobre sus sienes la magnífica corona de plata sobredorada realizada en los talleres de M. Palomino a finales del siglo XVIII, con canasto cilíndrico cerrado con imperiales en torno al cual se extiende una ráfaga decorada con motivos vegetales de la que parte un resplandor ovalado con dieciocho estrellas de oro que fueron añadidas años mas tarde.

Todo un conjunto que hace resaltar más aún la belleza inigualable de Nuestra Madre y Señora de los Dolores en su Soledad Coronada.

Grupo de Priostía

< 1898. Frontal del paso de palio de Viernes Santo. Año del estreno del nuevo manto, fruto del entusiasmo del cura Zambrano.

 

> 1898. Trasera del paso de palio de Viernes Santo. El espléndido manto, primera de las aportaciones de la mayordomía del cura Zambrano.

Comparte esta noticia

[soliloquy id="14582"]