HOMENAJE AL ORFEBRE D. MANUEL SECO VELASCO

Nuestra Madre y Señora de los Dolores en su Soledad luce, para la época de adviento, el conjunto de saya y manto de terciopelo negro bordados en oro fino y realizados en el taller de la Hermanas Trinitarias en año 1970.

Luce un fino y exquisito encaje bordado en seda con reflejos en plata, regalo de su actual camarera Doña Dolores González Velasco y pañuelo también de encaje, regalo de la que fue su camarera de honor Doña Dolores Velasco Moreno-Zúñiga.

Sobre sus sienes la magistral corona de plata sobredorada que le fue impuesta la mañana del Viernes de Dolores durante la Función Principal de Instituto en el año 1952, así como el puñal de plata sobre dorada que estrenó ese mismo día; obras del prestigioso orfebre Manuel Seco Velasco, siendo el puñal un regalo de nuestro hermano Don Manuel Romero Herrera.

Destacar el broche de oro con amatistas que luce en el pecho, obra también de Manuel Seco, realizado con pendientes que fueron donados para la corona de la coronación y que el orfebre tras observar su exquisitez decidió no fundirlos para la corona y realizar dicho broche en el año 1989.

Lleva también, en la cintura, cotilla de terciopelo negro enriquecido con cadenas y medallas de oro y en sus manos dos cadenas, una con una medalla de la Madre Dolorosa y otra con una moneda de Carlos III engarzada con brillantes, junto con un rosario de filigrana en plata sobre dorada, todos ellos regalo de sus hermanos a través de los siglos.

Todo un conjunto que hace resaltar más aún la belleza inigualable de Nuestra Madre y Señora de los Dolores en su Soledad Coronada.

Comparte esta noticia

[soliloquy id="14582"]